¡Hola!

Bienvenidos y Bienvenidas a mi blog. Os presento mis libros, ''Viaje a Gruteny'', y ''A la vuelta de la esquina''
El primero es de género Fantástico, y el segundo es de género Romántico y algo Dramático.
¡Y hablar de él a vuestros amigos!
¡¡COMENTEN PLISS!!
Gracias.

Visitas

miércoles, 7 de septiembre de 2011

A la vuelta de la esquina-. Capítulo 9

Cuando salí eran ya las 15:47, menos mal que no estaba muy lejos Nervión Plaza. A las 15:59 estaba ya allí, y ví que Alex ya había llegado. Me acerqué a él, le saludé y nos dimos dos besos.
-Bueno, ¿qué hacemos?-.le dije.
-No losé, ¿te apetece ir a comprarnos unos helados al Mcdonald's?
-¡Claro!
-Pues vamos.
Cuando llegamos me pedí uno de caramelo y oreo, y el uno de chocolate y m&m. Nos sentamos en uno de los poco asientos que había, ya que siempre estaba lleno de gente, y nos pusimos a hablar.
-Sabes, tal vez me mude de la ciudad-.dijo con cara de tristeza.
-¿Enserio?-.pensé que estaba apunto de llorar.
-Sí...
-¿Y por qué?
-Mi padre ha encontrado un trabajo en otra ciudad, y lo más probable es que nos vayamos todos.
-Vaya... Que triste, te hecharé mucho de menos.
-Y yo pero...
-¿Pero qué?
-¡Qué era broma!
-¡Joo! ¡Me habías engañado!
-Jajaja y tú tonta y te lo crees.
-Qué gracioso...-.le dije sacando la lengua.
-Sí, sí... ¡Pero tú te lo has creido!
-Qué siii....
-Jajajajajajajaja
-¿Qué pasa ahora?
-¡Tienes toda la nariz manchada de nata!
-¿Quéé?-.tierra trágame, saqué un pañuelo de mi bolso y me limpié-.Ya está.
-Sí, mejor. Jejeje
Puse cara de mirada asesina.
-Vale, no me comas, ¡qué para eso tienes el helado!
-Hoy estás muy gracioso, ¿no?-.le dije de broma, y el puso cara de enfado-.¿Qué te pasa niño chico?
-Me has ofendido.
-Si, si. ¡Tienes nata en la camiseta!
-¿Dóndee?
-Ahí, ¿no lo vees?
-¿Dóndeeeee?
-Jajajajaja, ahí-. le di, y el puso cara de ''Jajaja que gracia me hace''.
-¡Mira la graciosa habla!
-¿¡Pero qué dices tonto!?
-Nada, déjalo.
-Valeee...
-Qué niña chica...
-¿Y tú quéééééé?
Nos terminamos el helado y fuimos a dar un paseo dentro de Nervión. Le insistí mucho, y fuimos de tiendas mirando ropa y complementos. Como le ví cara de aburrido opté por decir...
-¿Vamos a patinar?
-¿A dónde?
-Allí, abajo.
-¡Ah!, claro, ¿por qué no?
Fuimos abajo, pagamos los patines y nos pusimos a patinar. Yo no sabía mucho, así que me apoyé en la barra y me puse a tirar para andar algo.
-Que torpe...
-¡Es que no sé!
-Pues aprende.
-¿Cómo señor ''se hacer de todo''?
-Así-. Me cogió por el brazo y tiró de mi hasta él, en parte lo agredecía, por otra no, porque me caería y acabaría haciendo el ridículo.
-¡¡Cuidado!!
-Tranquila, que no pasa nada.
-Eso dices tú-. Estuvimos patinando durante unos veinte minutos-.¡Ten cuidado!
-Jajajaja, que no pasa nada. ¿Quieres que nos vayamos de la pista?
-Sí, porfavor-. Salimos de ahí, mejor para mi seguridad y la de las personas que estaban allí. Nos pusimos a caminar durante un buen rato, hasta que llegamos a Dunkin' Coffee, y nos paramos a tomar algo allí.
-¿Qué queréis para tomar?-. Preguntó el camarero, para mi sorpresa muy educado.
-Yo un capucchino-. Dijo Alex.
-Yo un descafeinado.
-Enseguida.

2 comentarios:

  1. ¡A ver si se dan ya algun beso que lo estoy esperando! xD me encanta esta historia, saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Jajaja! Yo creo que todos los lectores de mi libro están deseando que se besen. ¡Hasta yo! XD ¡¡Saludos!! :D

    ResponderEliminar