¡Hola!

Bienvenidos y Bienvenidas a mi blog. Os presento mis libros, ''Viaje a Gruteny'', y ''A la vuelta de la esquina''
El primero es de género Fantástico, y el segundo es de género Romántico y algo Dramático.
¡Y hablar de él a vuestros amigos!
¡¡COMENTEN PLISS!!
Gracias.

Visitas

miércoles, 14 de septiembre de 2011

A la vuelta de la esquina-. Capítulo 11

Todo lo que cubría mi mente era un solo nombre, Alex. Solo podía pensar en él, y en aquella estupenda tarde que habíamos pasado juntos. En ese preciso momento Daniel apareció.
-¿Dónde has estado?
-Y a ti que te importa, ¿es que ahora eres mi madre?
-No, pero quiero saber que has hecho.
-¿¡Sabes que he hecho!? He estado con el chico de mis sueños, el chico al que quiero, y al que voy a querer para siempre-. se lo dije y mientras tanto iba elevando la voz, se quedó con la cara desconcertada, y afirmó con la cabeza. Por fin me dejaba en paz.
Subí a mi habitación, me cambié, y me tumbé en la cama a escuchar música.
-Toc toc, ¿se puede?
-¡No!-. sabía perfectamente que era ese pesado otra vez, y no pensaba dejarle entrar.
-Solo quiero hablar.
-Justamente lo que no quiero hacer.
-Me da igual, voy a entrar igualmente. Hola
-Adios.
-Me puedo explicar si me dejas.
-¿Explicar?¿El qué?
-Es que no entiendo porque no me das otra opurtunidad.
-Porque no, no te quiero, no me gustas, y no me da la gana, y punto. Me gusta otra persona, la quiero, y no va a cambiar-. estaba muy cabreada con él, no solo porque se había presentado en mi casa como si fuese bienvenido, sino también que encima quería que le diese otra oportunidad. Me pusé de pie para gritarle suficientes cosas para que me dejase en paz un rato.
- No.
-¿No qué?
-¡¡¡Qué no!!!, te quiero, y quiero estar a tu lado siempre-. se acercó demasiado a mí, mirandome fijamente con sus ojos café, pensando que tal vez sería capaz de besarle, de empezar otra vez, pero no iba a ser. Me quedé sin oxígeno, no entendía porque, pero pasaba, mientras se acercaba más a mí, yo estaba pensando en lo que sucedía, no me podía gustar, no. No le quería, le odiaba. Se acercaba más y no lo pude evitar.
Le pegué una torta que se le quedó hasta la señal- ¿Eres tonto, o eres tonto?.
-Losiento, yo...
-No lo sientas, ¡¡¡VETE!!!
-Yo... Adios.

6 comentarios:

  1. ¡Estaba deseperada por leer la continuación! jajaja muy bueno el capitulo y una pregunta. ¿El ex-novio no se llamaba Daniel? Es que has puesto Diego. Me he enganchado mucho a este libro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste. Si, jajaja me he equivocado ahora lo recctifico, gracias :)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡ZAS! ¡En toda la boca! xD Estupendísimo, como siempre :) sigue así, amore :)

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, tu estás mal amore... Tequiero (LL)

    ResponderEliminar