¡Hola!

Bienvenidos y Bienvenidas a mi blog. Os presento mis libros, ''Viaje a Gruteny'', y ''A la vuelta de la esquina''
El primero es de género Fantástico, y el segundo es de género Romántico y algo Dramático.
¡Y hablar de él a vuestros amigos!
¡¡COMENTEN PLISS!!
Gracias.

Visitas

martes, 6 de septiembre de 2011

El hombre inmortal I

Esta historia la he escrito para un concurso del blog: http://elmundodeljovenescritor.blogspot.com/

Todos los días me preguntan si he superado ya la muerte de mis padres, pero lo que no comprenden, es que no es tan sencillo olvidarse de algo así. Pero nadie lo entiende. A veces creo recordar aquel día como si fuese ayer. Como se cayó el coche al río, y como pude sobrevivir yo, sin que nada, ni nadie estuviera ahí cerca para ayudarme a salir. Solo me quiero explicar como pude salir. Tal vez esté muerta, aunque eso no explica que todo el mundo pueda verme. Entonces, ¿qué paso aquel día? Pronto se haría de noche. Mañana tenía que ir al instituto, aunque no tenía muchas ganas la verdad. Después de todo aquello, uno lo que quiere es quedarse solo, pensar, e incluso olvidarse del mundo. Al poco rato me quedé dormida, el sueño pudo conmigo.
A la mañana siguiente el día estaba nublado. Parecía como si fuese a llover. Aunque en la tele no habían dicho nada de que hoy fuese a hacer mal tiempo. Al cabo de unos segundos tía Ellie me llamó, tenía que desayunar sino quería llegar tarde, así que me preparé y bajé. Todo estaba muy silencioso. Mi hermano, Michael, estaba desayunando, con la mirada perdida al igual que la mente, que la tenía en otra parte. Mi tía estaba en la cocina, preparando el desayuno de ella y mío. Fuí a buscarla y me dio lo que había preparado, una tostada con un zumo de naranja. Aunque hasta hace poco no me había acostumbrado a desayunar, últimamente si lo hacía.
Desayunamos en silencio, nadie hablaba, solo se escuchaba el sonido de la tele de fondo, aunque nadie parecía hacerle caso a esta. Nunca solíamos poner la tele cuando comíamos, para poder hablar, y escucharnos a todos, pero después del accidente, la poníamos para que no hubiese un silencio enorme. Después de desayunar, cogimos las cosas y tía Ellie nos llevó a Michael y a mí al instituto, para que no fuesemos andando. Cuando llegamos él se fue con su mejor amigo, David, y yo con mi mejor amiga, Anna. Poco después empezaron las clases. En la primera clase había un nuevo chico. Se llama Jonh, y tiene los ojos verdes, y el pelo castaño, es muy guapo, hay que admitirlo. Según dijo su familia viene de Italia. Las clases acabaron prontos, así que salí corriendo, despidiendome de Anna.
Al cabo de unos doce minutos estaba en el cementerio. Busqué por las lápidas de origen más reciente, los encontré, la verdad es que ya me sabía el camino de memoria. Me acerqué y me senté enfrente, saqué un pequeño cuaderno, de color lila clarito, con las letras en blanco. Era mi diario, me lo regalaron mis padres cuando tenía ocho años, edad suficiente para saber escribir y leer, y de sobra. También cogí un boli que hacía juego con el diario, lo abrí y empezé a escribir. En él cuento todas las cosas que me ocurren, como supero día a día todo lo que puedo, lo que siento o como me siento respecto a diversos comentarios, etcétera.
Me sentía observada por alguien, o por algo. Depronto detrás mía vi a un cuervo pasar, intenté espantarlo, pero seguía ahí, justo cuando se fue me di la vuelta y me lo encontré otra vez. La niebla estaba invadiendo el espacio y el silencio del cementerio. Algo estaba ocurriendo en ese lugar, y precisamente no me iba a quedar allí para averiguarlo. Me fui corriendo y mientras miraba hacía atrás tropecé contra algo, o alguien. Ten cuidado, le dije. Entonces me di cuenta de que era John.
-Ah, hola, perdona. Había algo allí detrás y nose que es, pero empecé a correr, y no me di cuenta de que había alguien, en fin, losiento.
-No pasa nada. Tranquila, Lucy.
-Oh, gracias.
-¿Te has hecho daño?
-Sí, creo que sí. Un momento.
Me apoyé en un tronco que había caído en una tormenta supongo, me levanté el pantalon y vi que tenía sangre.
-Vaya, sí, me he hecho sangre.
Entonces vi que Jonh no miraba, se había dado la vuelta.
-¿Estás bien?-. Volví a mirar la herida, y para cuando me di la vuelta, había desaparecido, misteriosamente.
Continuará...

4 comentarios:

  1. ¡Como siempre, genial! Y que conste que te he pillado jejeje ;)
    ¡Sigue así!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchísimas gracias! Que quede entre tú y yo jajajaja :)

    ResponderEliminar
  3. Se parece mucho a "Crónicas vampiricas" bueno, he visto algunos capitulos de la serie y he leido los libros y se parecen mucho, la verdad. De todas formas, fantastico tu nuevo libro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias. ¡Jajajaja! Qué casualidad mira, a mí me encanta ¡Crónicas Vampíricas! Muchos Besitos (L)

    ResponderEliminar