¡Hola!

Bienvenidos y Bienvenidas a mi blog. Os presento mis libros, ''Viaje a Gruteny'', y ''A la vuelta de la esquina''
El primero es de género Fantástico, y el segundo es de género Romántico y algo Dramático.
¡Y hablar de él a vuestros amigos!
¡¡COMENTEN PLISS!!
Gracias.

Visitas

martes, 30 de agosto de 2011

A la vuelta de la esquina-. Capítulo 5


Entonces se abrió en la puerta, y apareció Alex, y vi sus rasgos perfectos, su mirada perfecta, su pelo perfecto. Él mismo era el conjunto de algo perfecto. Estaba completamente enamorada de él. No sabía ni porque, ni cómo, solo sabía que lo amaba. Sí, completamente.
-Hola, ¿quieres pasar?
-Claro.
-Me dedicó una sonrisa y mi corazón se desbocó.
Pasé, su casa era enorme, se notaba que su familia tenía dinero, pero eso era lo de menos, yo estaba allí, en su casa. Entonces subimos por las escaleras a su habitación. Era de color azul claro, y hacía conjunto con sus ojos. Entonces me fijé en la ropa que llevaba, era una camiseta de manga corta en azul oscuro, y unos vaqueros de un azul más claro. También llevaba unos botines de la marca Nike, pero estos en blanco. Menos mal, de ver tanto azul me iba a dar algo. Me entró un impulso de decirle, que guapo estás hoy, y todos los días. Pero no lo hize, no quería dejarme en ridículo, y menos delante de él.
-¿Empezamos?
-¿Qué?-. dije incredula. Tonta, tonta, tonta.
-Jajaja. Si empezamos ya el trabajo.
-Oh, claro.
Esta vez fui yo quien le dediqué una sonrisa. Y él me la devolvió. Nos pusimos a hacer el trabajo, estábamos buscando palabras en el diccionario. No hablabamos mucho, pero simplemente estando junto a él me sentía muy bien. Al cabo de un rato escribiendo Alex comenzó a hablar:
-Qué suerte tuve que me quitaran de al lado de Isabella, es una pesada.
-Jajajajajajaja.
-¿De qué te ries?
-De nada, es que tienes toda la razón...
-Pero aún no sé que es lo que le hizo cambiar de opinión a la profe.
-¿No le escuchaste?
-¿Escuchar a quién?
-Jajaja, Manu le pidió a la profesora que le pusiera con Isabella, tengo la teoría de que le gusta. Y después de tanto insistir, la profesora dijo que sí, pero que trabajase.
-Jajajajajaja, asi que fue eso...
-Sí.
-Bueno, en todo caso me alegro. Me gusta trabajar contigo. Trabajas muy bien.
-Gracias. También es un placer trabajar contigo.
-Te has puesto roja.
-¿Yo?¿Sí? Que vergüenza...
-Jajaja.
-¡¡No te rias!!
-Losiento...
-Nada, tranquilo.
-Jajajajaja
-¿De qué te ries ahora?-. dije inflando mis mejillas.
-De nada.
Entonces me desinfló las mejillas. El corazón se me aceleró, me iba a mil por horas. Estaba a punto de darme un infarto. Nos reímos. No paramos de reirnos. Una pena que en vez de eso no me besara... Pero no iba a tener tanta suerte.
Al cabo de un rato ya habiamos acabado dos páginas, puff que largo. Entonces fui yo la que comenzó a hablar.
-Pues yo también pensé que suerte cuando me quitaron del lado de Manuel.
-¿Y eso?¿Por qué?
-Pues, es buena gente y eso... Pero no trabaja mucho, y eso.
-Cierto.
Se hizo un silencio algo incomodo, pero entonces soltó Alex.
-¿Te gusto?
-¿¿Quéé??
-Digo, que si te gusto, como amigo, si te caigo bien.
-Ahh, claro.
-Tu, también, eres buena compañía.
-Gracias.
Al cabo de un rato eran las 18:00, y me rugió el estómago.
-Tienes hambre-. No fue una pregunta sino más bien una afirmación.-A mi también, no te preocupes.
Bajamos y mientras yo esperaba sentada en una silla del comedor, el puso en un cuenco fresas y cogió de la nevera chocolate.
-¿Te gustan las fresas con chocolate?
-Jajajaja, claro.
-Bien, porque es lo que vamos a merendar.
-Jajajaja me gusta el plan-. Dije mientras sonreia. Y él se rió.
Merendamos juntos en el comedor, y yo me manché la camiseta, el me lo dijo mientras me señalaba, y yo no entiendía nada, así que todo acabó en un coro de risas.
Después no podíamos parar de reirnos mientras ''haciamos el trabajo'', hablabamos de un montón de cosas, y todo era fantástico. Entonces miré la hora y me sentí como Cenicienta.
-Tengo que irme, son las 20.00
-Vaya, es verdad, bueno lo he pasado muy bien.
-Yo también y... hemos trabajado algo... Jajajaja
-Cierto... Jajajajajajaja
-Bueno, te acompaño a la salida.
-Claro.
Recogí mis cosas, y bajamos, y nos despedimos, nos dimos dos besos, en la mejilla claro. Y me fui.

2 comentarios:

  1. Fantástico, como siempre...¿Sabes que las fresas con chocolate son un afrodisíaco? xD
    ¡Sigue así!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Me alegro que te guste!! :D
    Y no, no lo sabía XD

    ResponderEliminar