¡Hola!

Bienvenidos y Bienvenidas a mi blog. Os presento mis libros, ''Viaje a Gruteny'', y ''A la vuelta de la esquina''
El primero es de género Fantástico, y el segundo es de género Romántico y algo Dramático.
¡Y hablar de él a vuestros amigos!
¡¡COMENTEN PLISS!!
Gracias.

Visitas

viernes, 26 de agosto de 2011

Viaje a Gruteny-. 4.Caminando por el desierto


Caminaban y caminaban, era lo único que hacían. Daniela se sentía cansada, quería sentarse, descansar, en algún lugar donde hubiese sombra. Mientras tanto Gurt y Heia hablaban animadamente de lo que habían hecho estos últimos días.
-¡¡¡Necesito agua!!!
-Oh, claro, aquí tienes-. Heia se la ofreció para que beberiese.
Daniela fue bebiendo, ya parecía que se iba a acabar la botella de la sed que tenía.
-¡Pero si sigue llena!¿¿Cómo puede ser??
-Pues claro, ¿qué te pensabas? Este agua nunca se acaba, es lo mejor.
-Qué extraño…
Después de las últimas palabras de Daniela, se hizo un silencio sepulcral. Y tras un buen rato, más bien parecido a una eternidad, Daniela quería gritar.
-¡¡Parece que nunca se va a acabar esto…!!-. Daniela pensó en voz alta.
-¡Pero si no es para tanto!-. dijeron Gurt y Heia a la vez.
-¿Qué no es para tanto? ¡Esto se está haciendo eterno!
-Exageras, exageras.
-De todas formas ya estamos llegando, ¿no notas que hace más calorcito?
-¿Más calorcito?¡Yo me estoy asando!-. Daniela lo dijo en voz tan alta, que parecía que seguía sonando, como un eco.
-Eso es porque ya queda menos. ¡Mira, ya se ve el fuego helado!
-¿Cómo que el fuego helado?¿Qué es eso?¿¡Cómo puede existir algo así!?
-Ya verás Daniela, no seas impaciente.
Era cierto, a lo lejos se veía algo como un pequeño lago, pero, ¿cómo podía ser? ¡Era rojo! Además era un rojo intenso, algo anaranjado. Daniela no se lo explicaba. Pero vió que Heia sacaba unos zapatos del color de la nieve de la mochila que se trajo para el viaje. Y le entregó un par a Gurt, y ya se puso los otros. También le entregó unos a Daniela.
-¿Para qué es esto?-. Dijo Daniela algo incrédula.
-Verás amiga mía, al menos que no te quieras quemar los pies, más vale que te pongas estos zapatos.
-¡¡¡Pero si están helados!!!
-¡Exacto!, Así que póntelos que ya estamos llegando.
Daniela se quitó sus zapatos y los colocó dentro de la mochila, y se puso los zapatos que Heia le había dado.
-¡Llegamos!¡Preparaos!¡Daniela cuidado con la lava congelada que salta!
-¿Lava?¿Qué lava?¡¡Ah!!
-Te advertí-. dijo Gurt con un tono divertido.
Cruzaron el lago apresuradamente, ya que aunque tenían los zapatos helados, el suelo seguía estando caliente. Era como si hubiese habido un volcán y hubiese entrado en erupción, pero la lava en vez de enfriarse, hubiese seguido tan caliente como antes, y no habría forma de cruzarla. Pero con esas extrañas botas, que parecían como hielo, que nunca se derretía pudieron pasarla lava. Después siguieron andando, por lo que parecía, el desierto era infinito.

6 comentarios:

  1. ¡Hola! Conocí tu blog a través del evento de tuenti, y la verdad me va gustando tanto este como tu blog de Crónicas Vampíricas y el de Tus pensamientos más profundos. Ahora te sigo, me seguirás tú a mi? Un beso :)
    http://devilwhispers.blogspot.com/
    http://suzumibrokenrose.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Muchas gracias Broken Rose! Me alegro que te gusten y sigas mis blogs, ahora veré los tuys, seguro que estan muy bien y los sigo. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola, sé de tu blog por el enlace que pusiste en el foro de "canciones para Paula". Creo que escribes muy bien y tienes talento.Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Ester! de veras! Me alegro de que te guste! Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Me sigue gustando. Jaja me reí con lo del lago xD

    ResponderEliminar
  6. Jajaja me alegro!! xD
    Una amiga dice que quiere unas botas de hielo!!
    Jajaja xD

    ResponderEliminar